domingo, 3 de abril de 2011

EL GERENTE EDUCATIVO Y SU INFLUENCIA EN EL COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL


                                             
UNIVERSIDAD FERMÍN TORO
VICE-RECTORADO ACADÉMICO
DECANATO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO















EL GERENTE EDUCATIVO Y SU INFLUENCIA EN EL COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL









                                                                                      


                                                                                    Autora:
                                                                                               Arelys Vargas
                                                                                             CI: 14.731.091
                                                                                     Grupo: 3

Doctor: Eustiquio Aponte

Cabudare; Abril 2011.



 EL GERENTE EDUCATIVO Y SU INFLUENCIA EN EL COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL

INTRODUCCIÓN

Siendo la educación la fuente principal de experiencias que prepara para el quehacer científico y tecnológico, actualmente se ha venido planteando la función de los directores desde el punto de vista de la gerencia educativa, la cual enfatiza  en la necesidad de gerenciar con eficiencia y eficacia  a través del recurso humano, es decir ser responsable del trabajo de otros; por lo que se hace imprescindible desarrollar un proceso comunicacional asertivo que haga viable la convivencia en la organización escolar.
Desde este punto de vista, la comunicación organizacional se entiende, según Collado (2003) como un conjunto de técnicas y actividades encaminadas a facilitar y agilizar el flujo de mensajes que se dan entre los miembros de la organización, entre la organización y su medio; o bien, influir en las opiniones, aptitudes y conductas de los públicos internos y externos de la organización, todo ello con el fin de que ésta última cumpla mejor y más rápido los objetivos.
Estos criterios permiten sostener que la comunicación y el liderazgo educativo, es el factor clave para el desempeño gerencial del directivo, por  tanto éste debe velar  porque las relaciones de trabajo se desenvuelvan en un ambiente comunicacional de sinceridad, de escucha y de circulación de la información. Sin embargo es muy frecuente encontrar en las instituciones educativas, una comunicación netamente vertical y directa del gerente a sus subalternos,  información parcelada, y muy poca comunicación ascendente, lo cual genera un clima laboral insatisfactorio entre los docentes que conlleva a la falta de compromiso con la institución.
Al respecto,  este comportamiento organizacional, en algunos gerentes tiene mucho que ver con el paradigma,  ya que estos,  son patrones psicológicos que nos orientan en la vida y son muy útiles si hacemos uso apropiado de ellos, pero también pueden, si estos son antiguos u obsoletos, paralizarnos mientras el mundo avanza. Al filtrar la información nueva, nos impiden ver lo que no encaja con nuestros modelos. Por lo tanto, es importante que reconsideremos continuamente nuestras creencias y paradigmas para poder adaptarnos a las condiciones cambiantes del medio. Allí es donde surge el problema, porque a la gente le cuesta mucho cambiar. La suma de las actitudes individuales de las personas que laboran en una organización, y, que a través de ellos, se define la cultura organizacional de la misma.
El  comportamiento es difícil de delimitarlo, sin embargo, poseen características muy bien definidas entre uno y otro, es importante analizar el desempeño del gerente en el manejo del comportamiento organizacional en instituciones educativas, ya que poseen valores ideológicos, institucionales, actitudinales y rituales, sustentando su crecimiento y evolución en la habilidad motivadora del gerente educativo como líder, ya que conoce las necesidades y encausa las motivaciones de sus integrantes, en esta última prevé y corrige sus desviaciones; tomando en cuenta aquellas personas que no son compatibles con la institución, durante este proceso se van desarrollando habilidades y pericias tanto a nivel personal como de equipos de trabajo, generando una vinculación y competitividad entre ellos, lo que facilita la eficiencia en la toma de decisiones y una unidad de identidad a la institución.
Esta nueva epistemología permitirá promover una acción directiva dotada de sentido social donde se integra dialécticamente el plano teórico – filosófico y el plano técnico para lograr la calidad de la gestión educativa.  Asimismo considerará la existencia de problemas imprevistos durante la planeación con su equipo de trabajo, lo que conlleva a efectuar cambios en las estrategias motivacionales las cuales deben basarse en creencias positivas y constructivas, tanto para él, sus compañeros de equipo y la institución que integra.
Así, una vez que los objetivos sean determinados por la organización, los medios serán presentados como planes que determinan el curso de la organización y ayudan a proveer una base sustentable para la obtención al logro. De tal manera, que el gerente educativo debe crear la estructura de funciones y la división de trabajo, considerando el factor humano como eje central del proceso gerencial, siempre evaluando cualitativa y cuantitativamente la ejecución de los planes establecidos, y que a la vez, le sirvan de comparación para determinar si es necesario tomar acciones correctivas que encausen la ejecución en línea con las normas establecidas para tal efecto.



            REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Collado, C.  (2003). Comunicación Organizacional. “Primera Edición. Editorial Diana. México.

Ivancevich J, Konopask R, y Matteson  M, (2006), Comportamiento Organizacional. Séptima Edición Editorial Mc. Graw Hill.

James C, Hunter  (2001), La Paradoja. Un relato sobre la verdadera esencia del liderazgo. 7ª edición.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada